top of page
Gradient

Soy Gerardo de Jesús Santiago Solis, en mi familia siempre ha existido el acercamiento a la iglesia tanto de la familia de mi papá como de mi mamá y siempre existía las invitaciones para incorporarme en algún grupo de la iglesia o alguna actividad correlacionada a ello, pero por cuestiones personales como la escuela, trabajo y otras cuestiones que ocupaba como pretexto no me adentraba más a la iglesia, como fue pasaba el tiempo solito me fui acercando mas a la iglesia llegando a misa como primer paso ya que siempre he dicho que para hacer las cosas te debe de nacer de ti mismo, para que te dediques como se debe a lo que sea que quieras hacer, teniendo esto muy presente me manejaba de una manera neutra hasta poder dar el paso de ser partícipe de algún grupo juvenil de alguna iglesia.

 

El tiempo me fue llevando más y más al acercamiento con Dios base a mi trabajo y a los términos profesionales de mi carrera, ya que es un poco peligrosa siempre me encomendaba a Dios y que cuidara mucho de mi familia, a conformación de todo esto y mis cuestiones personales como laborales fueron mejorando vi los cambios buenos, pero también estaban las pruebas malas de las cuales me demostraban la realidad de las cosas, pero siempre me quedó claro algo que un día me dijo un Sacerdote que se encontraba en misión de quien me dio la oportunidad de confesarme cuando me encontraba trabajando en la Islas Marías en el Centro Penitenciario muy conocido, del cual sus palabras fueron muy clara y breves “Dios nos pone pruebas de las cuales podemos superar, porque sabe que somos capases de eso y muchos más y esas pruebas que para nosotros quizás sean malas para él es una formación de enseñanza que nos da día a día, siendo así dichas pruebas se las da sus mejores guerreros”. Algo que me marco mucho y me ayudó mucho a entender distintas cosas que pasaban a mi alrededor; hoy en día al tener un poco más de tiempo decidí dedicárselo a Dios en forma de agradecimiento de todo lo que me ha dado y no hablo de lo económico o cosas materiales hablo de salud y alegrías en mi familia y amigos de las cuales me brinda igual a mi haciéndome sentir que no me hace falta nada y esta es mi forma de agradecer lo mucho que me ha brindado y ahora me ha dado la oportunidad de crecer laboralmente en otro campo laboral enseñándome que estando con el todo lo demás va por añadidura.

 

Así que jóvenes que lleguen a leer estos denle gracias a Dios por lo que tienen porque lo demás llegara a su tiempo estando de la mano de Dios por eso existe dicha frase “los tiempo de Dios son perfectos” por es cuando él no los tiene destinado porque ya nos preparó para dichas pruebas, así que los invito de todo corazón que se adentren más al camino de Dios ya sea poco o mucho tiempo que tengan libre inviértanlo en Dios en agradecer y apoyar a los demás.

bottom of page